Xalapa, Ver.- Monserrat Vela Alcántara, egresada del Doctorado en Ciencias de la Salud de la Universidad Veracruzana (UV), fue acreedora el Premio “Arte, Ciencia, Luz” 2023 por la investigación “Efecto de la rigidez del sustrato en la morfología, proliferación, migración y expresión de neuropilina-1 en células cancerosas”.

El proyecto, explicó, consiste en probar diferentes rigideces y cultivar líneas celulares de cáncer de próstata y cervicouterino, para analizar si el efecto de rigidez se relaciona con el incremento de la expresión de un marcador que recientemente se ha reportado tiene un papel importante en dicha enfermedad, se trata de la proteína transmembrana neuropilina-1.

“Lo que hicimos fue probar diferentes rigideces para observar si existían discrepancias en el comportamiento de las células de cáncer, para ello se probó en tejidos blandos –como el cerebro–, intermedios –similar a la próstata y el cérvix– y muy rígido –parecido a un tumor cancerígeno–, con el fin de conocer el comportamiento de la proteína, si se expresa más o menos, con miras a aprovechar estas propiedades mediante el diseño de tratamientos nuevos y diferentes que controlen o inhiban la producción de esta proteína y, por lo tanto, el crecimiento del tumor.”

Ahora están en la fase de experimentación básica con un cultivo en dos dimensiones; el siguiente paso es en tres dimensiones y observar qué ocurre con el tumor, posteriormente probar fármacos quimioterapéuticos y ver si hay diferencias entre las células cultivadas en diferentes rigideces, o si en alguna se potencia o disminuye el medicamento, aunque también dependerá del tipo de cáncer.

Entre los resultados obtenidos, mencionó que la neuropilina-1 sí tiene relación con la rigidez del tumor cancerígeno, además comprobó que entre mayor rigidez hay más expresión de la proteína en una línea celular con cáncer.

Por este trabajo, ganó el Premio “Arte, Ciencia, Luz” 2023; a decir de la universitaria, es fabuloso que la Universidad reconozca el esfuerzo y el tiempo dedicado a desarrollar cada una de las investigaciones, así como a los académicos, directores y co-directores que participaron en ellas.

“Esta investigación se realizó en colaboración con diversos laboratorios, el perteneciente al Instituto de Salud Pública y del Instituto de Investigaciones Biológicas de la UV, y del Centro de Física Aplicada de la UNAM. El reconocimiento no sólo es para una servidora, sino para toda una red.”

Por último, compartió que actualmente se desempeña como investigadora posdoctoral en un proyecto encabezado por Elisa Tamariz Domínguez y apoyado por el programa “Ciencia básica y de frontera” del Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnología (Conahcyt), en el cual se aborda la misma línea de investigación.

Cabe mencionar que en 2018 también fue acreedora del Premio “Arte, Ciencia, Luz” por la investigación del papel de las propiedades físicas del sustrato sobre la proyección axonal, de donde se derivarán nuevas propuestas para el tratamiento de lesiones medulares, para obtener el grado de Maestra en Ciencias de la Salud.

Con información de Universo