Xalapa, Ver.- La Universidad Veracruzana (UV) será sede del X Congreso Latinoamericano de Plantas Medicinales (Coplamed), que del 7 al 11 de septiembre congregará a especialistas en medicina tradicional, y dará paso a la conjunción de dos mundos: el de la información y cultura de la medicina tradicional, y el de la investigación científica actual que permite hacer uso seguro de fitomedicamentos.

Leticia Cano Asseleih, del Centro de Investigaciones Tropicales de la UV y presidenta del comité organizador del congreso, señaló que en los preparativos participa también la Sociedad Latinoamericana de Plantas Medicinales.

El Coplamed , explicó la investigadora, es un evento científico académico que se realiza anualmente y en sus versiones anteriores ha tenido como sede universidades de Argentina, Chile, Perú, Colombia y Ecuador, correspondiendo este año por primera vez a México y, en reconocimiento a su prestigio, la UV fue elegida para albergar los trabajos que comprenden conferencias magistrales y plenarias, así como talleres pre-congreso y excursiones informativas

Los especialistas participantes compartirán experiencias, intercambiarán ideas y darán a conocer avances científicos y tecnológicos de investigaciones y aplicaciones de plantas medicinales, buscando incentivar a científicos jóvenes en formación (alumnos de pregrado, maestría y doctorado), para que continúen investigando sobre el uso y propiedades de las mismas.

Los temas a desarrollar son tópicos relacionados con la Etnobotánica y Etnofarmacología; Fitoquímica y actividad biológica; Metodologías y técnicas analíticas avanzadas aplicadas a productos naturales; Control de calidad; Biotecnología aplicada al mejoramiento genético; Ómicas aplicadas a la obtención de principios bioactivos de plantas medicinales; Aplicaciones terapéuticas, ensayos preclínicos y clínicos; Recursos genéticos; Biocomercio y desarrollo local sostenible.

Los interesados pueden encontrar mayor información en www.uv.mx/citro/files/2022/06/Segunda-circular-COLAPLAMED-2022-.pdf

La pandemia rescató la tradición

Cano Asseleih mencionó que en México existe la percepción de que se está perdiendo el conocimiento ancestral sobre el uso de la fitoterapia como medicina alternativa para el alivio de síntomas o enfermedades; sin embargo, reconoció que la pandemia hizo volver la mirada hacia una práctica arraigada culturalmente, como es el uso de plantas medicinales.

Lo anterior se pudo observar en los mercados a donde la gente acudió a buscar plantas útiles para el tratamiento de padecimientos respiratorios, así como para estimular y fortalecer el sistema inmunológico, y otras con efecto antibiótico o relajante como el toronjil o el zacate limón, el cual ayuda a bajar niveles de colesterol, además de ser diurético.

La investigadora destacó que el conocimiento ancestral sobre el uso de plantas medicinales se ha conservado por la trasmisión oral, no obstante, dijo que una labor importante de quienes se dedican al estudio de estas plantas es documentar ese conocimiento a través de investigaciones que caen dentro de la etnobotánica, a fin de que esa sabiduría no se pierda