CDMX. 09 de febrero del 2021.-
Fiscalía local determinó que algunos grupos delincuenciales son presuntamente dirigidos por colombianos; operan en las alcaldías de Cuajimalpa, Miguel Hidalgo, Coyoacán, Tlalpan y Cuauhtémoc.

Trabajos de inteligencia tanto de la SSC y la PDI lograron ubicar a las bandas delictivas más activas, incluso, a los cabecillas y la frecuencia para operar.

Cinco bandas que se dedican al robo de casa-habitación forman parte de los objetivos prioritarios del gobierno capitalino, por lo que la Fiscalía General de Justicia local (FGJ) ha establecido las alcaldías donde se concentran los delincuentes: Cuajimalpa, Miguel Hidalgo, Coyoacán, Tlalpan y Cuauhtémoc, demarcaciones donde, de manera constante, durante el año pasado se registraron los hurtos.

El atraco más reciente de una de estas bandas ocurrió el viernes pasado en la colonia Tlalpuente, en la alcaldía de Tlalpan, al sur de la ciudad.

Ahí, un oncólogo que descansaba con su familia y veían Netflix en la sala, fueron sorprendidos por los atracadores: “Tirénse al suelo o se los carga la chingada”, les gritaron una vez que tres sujetos armados entraron al domicilio, de donde se llevaron joyas, aparatos electrónicos, 100 mil pesos en efectivo y un vehículo.

Consta en la carpeta de investigación FITLP/TLP-2/UI-3 /C/D /00352/02-2021, que se inició por el delito de robo a casa-habitación con violencia, que quien dirigía el atraco tenía acento colombiano y a las víctimas les llamó la atención que todos seguían instrucciones por una cuarta persona a través de un teléfono celular, por lo que el robo duró unos 10 minutos.

Una de las víctimas relató a las autoridades que los delincuentes ya sabían cuántas personas estaban dentro del domicilio y qué objetos robar, pues de inmediato le exigieron “el dinero ahorrado” y los documentos de una camioneta de reciente modelo.

Luego, a pesar de que el domicilio se encontraba en una calle privada, se retiraron y no fue hasta que las víctimas lograron liberarse de unas ataduras de plástico que les pusieron, que pidieron ayuda a la policía.

Con base a esta y otras denuncias similares, la fiscalía capitalina ha logrado determinar que las cinco bandas con más atracos son lideradas por presuntos colombianos, quienes han establecido un modus operandi que ha sido replicado por grupos de hampones mexicanos.

Los delincuentes también han establecido una red para vender de inmediato lo robado, y para eso utilizan casas de empeños, joyerías establecidas en la zona Centro de la ciudad y recientemente ofertan todo en redes sociales, lo cual no deja rastro, pues la compra es casi inmediata.

Las denuncias detallan también que uno de los sistema que más implementan es del monitoreo, el cual consiste en seleccionar un domicilio, preferente de clase media-alta, lo vigilan por un lapso de una semana aproximadamente y luego de conocer el movimiento de la familia que ahí vive, deciden actuar; sin embargo, a diferencia del año pasado, las autoridades de investigación han detectado el uso de extrema violencia en los atracos, lo que pone a las víctimas en grave riesgo.

Así lo reflejan los hechos recientes, pues ahora y en tiempo de pandemia, la mayoría de las familias están en casa y aún así, los delincuentes ingresan.

“Es la constante ahora,a todos los amarran con los cinchos de plástico y son muy violentos, y el problema es que las víctimas no se quedan con las manos abajo, es decir, no se dejan y se defienden, ese es el riesgo actual de los robos a casa-habitación”, asegura un agente de la FGJ dedicado a combatir y detener a esos delincuentes.

Sin embargo, gracias al trabajo de inteligencia tanto de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) como de la Policía de Investigación (PDI) se logró ubicar a las bandas más activas, incluso a los cabecillas y los lugares donde venden todo lo robado. Ya están plenamente identificados y el cruce de información ha logrado establecer también cada cuando salen a atracar.

 

Con información de El Universal