Xalapa, Ver.- La delegación del estado de Veracruz que participó en la Olimpiada Nacional de Física obtuvo dos medallas de plata y dos menciones honoríficas, gracias a la preparación que recibieron de académicos y estudiantes de la Facultad de Física de la Universidad Veracruzana (UV).

Luis Felipe Huesca Ramírez y Cecilia Valentina Toriz Salazar, estudiantes del Colegio “José Joaquín Fernández de Lizardi” del municipio de Veracruz, ganaron medalla de plata; mientras que Vanessa Montiel Benítez, estudiante de la Escuela Hispano Mexicana, A.C., de Córdoba, y Javier Mata Martínez, estudiante del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (Cobaev) Plantel 18 de Coatzacoalcos, obtuvieron menciones honoríficas.

Los jóvenes fueron preparados académicamente por docentes y estudiantes de la Facultad de Física de esta casa de estudios para participar en la competencia nacional.

Argelia Sol-Haret Báez Barrios, directora de la Facultad, comentó que dicho certamen es semillero de talentos científicos, al tiempo que ayuda a recuperar las vocaciones científicas.

“Para el próximo año analizamos realizar algunas modificaciones, como invitar a ex olímpicos para que compartan sus experiencias e iniciar con la identificación de talentos y preparación desde nivel secundaria.”

Con respecto a la Olimpiada Nacional de Física, dijo que se llevó a cabo del 14 al 17 de noviembre y consistió en un examen teórico y experimental, para finalmente el jueves 17 de noviembre realizar la premiación.

“Los estudiantes que obtuvieron medalla de plata serán capacitados por la Sociedad Mexicana de Física, junto con 30 jóvenes más, para ganar la posibilidad de participar en alguno de los eventos internacionales (Olimpiada Internacional, Europea, Centroamericana o Iberoamericana), aunque dependerá de los resultados obtenidos en la capacitación.”

Alfredo Pérez Hernández, docente en el Colegio “José Joaquín Fernández de Lizardi”, enfatizó: “Esta actividad es un semillero para los futuros científicos e investigadores”.

Los estudiantes de nivel bachillerato compartieron que les gusta la física porque en ella han encontrado respuesta a fenómenos y situaciones que suceden en el día a día. También tuvo que ver la habilidad de sus profesores para impartir una materia que para muchos jóvenes es de las más complicadas.

“Desde el inicio quedé encantado de las habilidades de mi profesor de Física y yo quería imitarlas, pero encontré mi pasión y gusto por la disciplina porque en ella se explican muchos de los fenómenos cotidianos”, expresó Luis Felipe Huesca.

Javier Mata dijo que desde pequeño tiene fascinación por esta ciencia y admiración por el universo, pero en la secundaria aumentó su gusto por la física y las matemáticas, y al ingresar al Cobaev supo de la Olimpiada Estatal de Física y se preparó para participar.

“Lo que me encanta de la física es que a través de números puede representar y explicar todo lo que vemos”, compartió Cecilia Valentina Toriz.

Comentaron que lo más complicado de participar en la Olimpiada Estatal y Nacional fue organizar sus horarios para preparase de manera adecuada y para cumplir con sus responsabilidades escolares, especialmente porque el próximo año iniciarán con sus estudios universitarios.

Al preguntarles sobre su experiencia en el certamen, Vanessa Montiel invitó a los estudiantes de nivel bachillerato a participar porque encontrarán y conocerán una gran comunidad estudiantil. A ella le gustaría estudiar Física y luego alguna especialidad o posgrado, para convertirse en investigadora.

“Me siento muy contento porque todavía tengo la oportunidad de participar el siguiente año; ahora tengo la experiencia y me prepararé mejor para ganar la medalla de oro y formar parte de la selección nacional”, expresó Javier Mata, quien tiene la meta de estudiar Matemáticas y después especializarse en astronomía.

Cecilia Toriz está muy contenta por la medalla obtenida, pero también está nerviosa porque su preparación seguirá para afrontar la siguiente fase. Por el momento, quiere dedicarse al diseño industrial.

Por último, Luis Felipe Huesca dijo que de todo lo aprendido rescata la interacción que tuvo con estudiantes de otros estados del país, conocer cómo perciben la física y otras disciplinas relacionadas.

“A veces uno piensa que no estamos a la altura del resto de los competidores, pero aprendí que debemos hacer las cosas con la mejor entrega y entusiasmo. Es una gran oportunidad de crecer a nivel académico y personal.”

Con información de Universo