China. 14 de noviembre del 2022.- Un trágico accidente de tráfico, que dejó dos muertos y tres heridos de diversa consideración, se produjo la semana pasada en China, aunque las imágenes del siniestro, grabadas por las cámaras de seguridad, han trascendido ahora.

Un Tesla Model Y, que estaba tratando de aparcar en modo automático en la cuneta de una carretera, aceleró de improviso sin que su conductor pudiera hacer nada.

Al principio, el propietario evita el choque con varios vehículos, pero, después de unos segundos, arrolla a dos motos y dos bicicletas e impacta violentamente con un taxi, para, finalmente, empotrarse contra un poste de la luz.

El coche, de la marca de Elon Musk, circuló descontrolado y a gran velocidad, durante dos kilómetros, por una carretera de la ciudad de Ghaozhou, provincia de Guangdong.