México. 12 de mayo del 2022. – Por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, México “pisará el acelerador» en la modernización de su frontera con Estados Unidos, con el propósito de apresurar la integración económica y las cadenas de suministro entre ambas naciones.

 

Así lo declaró el canciller Marcelo Ebrard durante su participación en el Foro de Infraestructura Fronteriza Estratégica desde Tijuana, Baja California donde indicó que el foro es un seguimiento a la conversación que tuvo el presidente Biden y el presidente López Obrador en Washington el año pasado.

Te podría interesar: Unión Europea condena asesinatos de los periodistas Enrique Ramírez, Yesenia Mollinedo y Sheila García
“Los últimos años habíamos estado como en slow motion, entonces pidieron que hiciéramos un acelerador y por eso estamos aquí, entonces el objetivo estratégico es acelerar las inversiones que tenemos que hacer”, dijo.

 

Junto al embajador de EU en México, Ken Salazar, el diplomático detalló que México aprobó 14 proyectos en cinco meses, lo que habría tomado en otros tiempos una década.

“Esta es una inversión hasta hoy de 700 millones de dólares aprobados y todas ya están en etapas de diferente grado de avance; no quiere decir que ya esté todo resuelto, pero creo que estamos en la dirección correcta”, destacó.

Ebrard señaló que con la nueva realidad geopolítica que tienen ambas naciones la integración se va a acelerar, además al destacar el Diálogo de Alto Nivel entre los dos gobiernos indicó que se acelerará la seguridad de las cadenas de suministro.

 

“Vamos a aumentar nuestra capacidad de producción en muchos temas: equipo médico, farmacéutico, semiconductores, electromovilidad; y eso va a pasar por la frontera, entonces, por eso no tenemos tiempo que perder”, indicó

Previamente, junto a acompañado del subsecretario de Estado para Asuntos Internacionales de Narcóticos y Cumplimiento de la Ley, Todd D.

Robinson, Ken Salazar informó que se han descubierto aproximadamente 200 «narcotúneles» en los últimos 10 años en toda la frontera, de los cuales 90 estaban entre el sector de San Diego y México.

“Con la Patrulla Fronteriza aquí y con el gobierno mexicano tenemos una colaboración muy buena en tratar de erradicar estos túneles que no deberían de estar porque ahí es donde pasa mucho de la criminalidad y mucho sufrimiento que vemos con migrantes”, señaló en un encuentro con medios de comunicación.