Puebla. 03 de febrero del 2021.-Sabemos que pasar por una enfermedad es un tema duro, pero estar internado por padecer COVID-19, al parecer, está afectando psicológicamente a muchas personas, tanto que se ven casos de extrema desesperación por intentar salir de los lugares donde se les trata.

Así, un video captado en Puebla muestra el instante en el que un paciente, en un posible ataque de pánico o ansiedad, rompió el vidrio de la ventana, para luego salir por la cornisa y abandonar el hospital.

Trabajadores del Hospital Universitario de Puebla, intentaron hacerlo entrar en razón, pero el sujeto simplemente siguió con su intento de fuga, dando un brinco al jardín.

Minutos después pudo ser llevado de nuevo a su habitación para ser atendido y seguir con el tratamiento