Australia. 31 de diciembre de 2020.- El año comienza a terminar en múltiples ciudades alrededor del mundo, y es que es la Isla Navidad, en Kiribati, fue la primera zona donde se recibió el Año Nuevo 2021.

Más tarde, Nueva Zelanda también fue de los primeros países en recibir el Año Nuevo. Pero a diferencia de otras oportunidades, las restricciones que se mantienen vigentes en el mundo por la pandemia de coronavirus COVID-19 limitarán al mínimo las grandes celebraciones.

Por ejemplo, esta semana Sídney informó que recibirá el Año Nuevo con sus famosos fuegos artificiales pero sin público masivo en el centro de la ciudad.


Solo las personas con permisos especiales para ir a una vivienda o negocio podrán estar en la zona centro, dijo Gladys Berejiklian, jefa del gobierno del estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney.

Los fuegos artificiales de Sídney tienen como escenario el famoso Puente de la Bahía y la Casa de la Ópera y aglutina cada año a más de un millón de personas, entre ellos turistas, en parques y espacios públicos de los alrededores, así como restaurantes, rascacielos, bares o yates privados.

La vistosa celebración pirotécnica capta la atención internacional al ser una de las primeras celebraciones para recibir el año nuevo en el planeta.

Sídney, con 5,3 millones de habitantes la ciudad más poblada del país, permanece aislada del resto del territorio australiano debido a las restricciones de movimiento impuestas por otras jurisdicciones del país para evitar la propagación del virus.