Rusia. 17 de junio del 2021.-Las fuertes lluvias provocaron inundaciones repentinas en Crimea, territorio que Rusia quitó a Ucrania, dejando las calles centrales, el hospital local y casi 250 hogares bajo el agua, según servicios de emergencia; trabajadores del Gobierno evacuaron a decenas de personas.

El Gobierno de Vladimir Putin considera que la península de Crimea es parte de su país, pero mayoritariamente es reconocida a nivel mundial como parte de Ucrania.

Las autoridades declararon estado de emergencia local, tras las inundaciones.

Calles enteras quedaron sumergidas en varias partes de la ciudad
Se vio a un camión de bomberos transitando entre las aguas profundas
Los bomberos ayudaron a un autobús de pasajeros sumergido
No se reportan heridos ni muertos
Sergei Aksyonov, jefe de las autoridades de Rusia, dijo a la agencia de noticias Interfax:

“En términos de los daños materiales, la situación es grave por las inundaciones en Crimea, pero ahora se han creado comisiones, ya se ha declarado una emergencia regional”.

El medio de comunicación local Expert Ru dijo que Sergei Aksyonov y autoridades locales están enfocadas en ayudar a la ciudadanía y restablecer comunicaciones. El agua subió hasta los primeros pisos de los edificios residenciales, y el centro de la ciudad está sin servicio eléctrico.

Por su parte, el medio Echo MSK dijo que las autoridades de Rusia iniciaron en Crimea una operación de rescate para la ciudad. Seis botes y “10 unidades de equipo grande” llevan a las personas a un centro de alojamiento temporal ya desplegado para ayudar en tiempo de inundaciones.

¿Inundaciones por cambio climático?
Aunque las recientes anegaciones en Crimea se dieron por intensas lluvias, el territorio de Rusia es amenazado por el descongelamiento del Polo

El instituto meteorológico Rosguidromet dijo en un informe que Rusia registró una temperatura media récord en 2020, y un retroceso histórico del casquete polar y el hielo flotante durante el pasado verano: “el índice de calentamiento en Rusia es más elevado que la media del mundo”.