El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, compareció este lunes ante las comisiones de Seguridad Social y de Salud de la Cámara de Diputados, con motivo del análisis del Quinto Informe de Gobierno.

 

La presidenta de la Comisión de Seguridad Social, diputada Angélica Ivonne Cisneros Luján (Morena), fue la encargada de tomarle protesta de decir verdad al funcionario, en la que estuvo acompañada por el presidente de la Comisión de Salud, diputado Emmanuel Reyes Carmona (Morena).

Hay rezagos, pero se está avanzando

El diputado Joaquín Zebadúa Alva (Morena) expresó que el IMSS es una de las mejores instituciones que dejó el periodo postrevolucionario y, con los cambios estructurales de estos tiempos, “se está recuperando del hoyo en el que se le estaba mandando en administraciones anteriores”.

Argumentó que las reformas legales aprobadas ayudan para llegar a tener un sistema de salud como el de Dinamarca, es decir que sea gratuito, universal, de libre acceso para las y los mexicanos, que se pueda exigir un derecho consagrado en el artículo 4º constitucional y que todos “tengamos la misma atención; hay rezagos, pero se está avanzando”.

No hubo inversión en infraestructura

Por el PAN, el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba dijo que cuando se analiza la cantidad de inversión que se hizo en el IMSS y se compara con el dinero que fue saqueado del Fondo Nacional de Salud para el Bienestar, no alcanza a cubrirse ni siquiera una mitad de lo que fue saqueado. “Entonces, qué bueno que por lo menos se hubiera invertido en infraestructura, cosa que no ocurrió en otras dependencias”.

Mencionó que de 2018 a 2022 la cantidad que se asignaba a los hospitales se incrementó notablemente y ese es un tema de reto para el futuro. “Decir que hubo cero autocrítica, ni un solo dato en el cual se dijera que hay un área de oportunidad, todos los datos fueron para decir qué es lo que estaba pasando”.

44 millones de recetas no surtidas en esta administración

La diputada Mariana Erandi Nassar Piñeyro (PRI) indicó que los resultados mostrados en el Quinto Informe de Gobierno no han sido suficientes para contrarrestar el caos que a nivel nacional se padece en el “deteriorado sistema de salud”, y en el cual el IMSS forma una parte fundamental, ya que las y los usuarios se topan cada día con la falta de medicamentos.

Precisó que a nueve meses de que concluya el sexenio, la compra de medicinas en el sector público sigue arrojando cifras de desabasto sin precedentes, casi 44 millones de recetas no surtidas en esta administración, las consultas han disminuido desde 2018; los datos revelan que en vacunación uno de cada tres niños tiene el esquema completo y la mortalidad materna ha llegado a niveles alarmantes; por ello, “hay que mejorar la atención primaria de la salud”

La salud es un derecho al que todos deben tener acceso

Del PVEM, la diputada María del Carmen Pinete Vargas indicó que se está en un proceso de transformación y la salud no es la excepción. “Sin duda alguna el principal cambio en la materia ha sido la perspectiva a través de la cual se aborda y se da un enfoque donde la salud es un derecho al que todos debemos tener acceso y no un privilegio al alcance de unos pocos”.

“Lograr la transformación en salud para alcanzar la universalización de los servicios es la tarea que se avanza de manera correcta; en nuestra bancada reconocemos el trabajo realizado, pero también somos conscientes de la magnitud del reto que la transformación implica, por lo cual debemos seguir trabajando para lograrlo”, agregó.

Es la institución de salud más importante de México

La diputada del PT, Margarita García García resaltó que el IMSS es la institución de salud más importante de México y eso lo confirman más de 22.5 millones de empleados, de los cuales 20 millones son trabajadores permanentes y atienden el 51 por ciento de los afiliados a cualquier servicio de salud público, y con el IMSS-Bienestar se sumará el 35 por ciento de la población.

Manifestó que existe el compromiso de garantizar el derecho a la salud en el 60 por ciento del total de la población del país. “Nadie esperaba la pandemia; mentira que el IMSS y sus hospitales fueron irresponsables. La cuarta transformación se caracteriza por la humanidad, por atender y dedicarse al tema de la salud”.

El IMSS brinda servicios de salud y seguridad a la población

La diputada María Teresa Rosaura Ochoa Mejía (MC) señaló que desde su creación el IMSS ha sido pilar fundamental para brindar servicio de salud y seguridad a la población mexicana y es considerada la institución de seguridad más grande de América Latina. “Por desgracia, hoy la institución atraviesa por momentos complicados de su historia. La pandemia de Covid-19 fue demoledora en todo el mundo; sin embargo, como se manejó en este país fue negligente”.

Comentó que 8 de cada 10 pacientes que fueron intubados desgraciadamente perdieron la vida como consecuencia del déficit de condiciones en las instalaciones y profesionales de la salud, quienes hicieron el esfuerzo para ejercer su carrera. “Desde aquí mi reconocimiento a muchos de ellos que a pesar de las condiciones siempre están atentos a desempeñar su labor, pese a que se tenían los recursos suficientes para que esto pudiera contenerse”.

Quedarán y seguirán pendientes muchos temas

Marcelino Castañeda Navarrete, diputado del PRD, afirmó que a cinco años de la actual administración quedarán y seguirán pendientes muchos temas, como el garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica y servicios sociales para el bienestar individual y colectivo, así como el otorgamiento de una pensión. La falta de personal y el desabasto de medicamentos se debe resolver urgentemente.

Detalló que el IMSS pasó de tener 200 juicios en 2018 a mil 299 en 2021 y no se ha logrado tener el suministro de medicinas registrado en 2018. “Será complicado entregar el sistema de salud que añoramos las y los mexicanos; hay que replantear las acciones para realizar un análisis del marco legal de la salud y construir los acuerdos para otorgar un sistema que responda a las necesidades de las y los ciudadanos”.

IMSS es más seguro, social y no tiene riesgo de privatización

En su intervención inicial, el director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, afirmó que hoy el Instituto es más seguro, más social y no tiene riesgo de privatización como en años anteriores; tiene finanzas sanas con una reserva 425 mil millones de pesos “gracias a las acciones de fiscalización y la nueva cartera de inversiones no sólo con las cuotas obrero patronales, sino con la aportación del gobierno e inversiones del mismo organismo. Este año se recaudaron 51 mil millones de pesos más que en 2022”.

Apuntó que el crecimiento del número de derechohabientes no se ha detenido por la política laboral, al prohibir el outsourcing que ha permitido incorporar a tres millones de trabajadores, por el incremento del salario mínimo, las nuevas formas de incorporación como los trabajadores independientes, quienes a la fecha se han inscrito 141 mil personas y el registro de 62 mil 533 trabajadoras del hogar.

Respecto al abasto de medicamentos, indicó que se han actualizado 95 claves y materiales de curación, lo que ha permitido mejores tratamientos para derechohabientes en materia de hipertensión arterial y hepatitis C. De 2018 a 2023 se han surtido más de mil 56 millones de recetas.

En 2023, después de años críticos por la pandemia, se han otorgado 115 millones de consultas de especialidad y medicina familiar, 18 millones 980 mil atenciones de urgencias, 1.5 millones de cirugías y se han recuperado los servicios similares a los de 2019.

Robledo Aburto subrayó que el encargo del Ejecutivo ha sido claro: “mejorar los tiempos de espera y la calidad de atención que brinda el IMSS”; por ello, entre 2019-2023 se ha destinado un monto para obra física y de equipamiento de 36 mil 759 millones de pesos, es decir más de 14 mil camas de hospitalización fueron sustituidas, casi dos mil 500 ventiladores, 369 máquinas de anestesia, 260 mastógrafos, 60 tomógrafos, 16 resonancias magnéticas y 14 angiógrafos.

Informó que para 2024 el presupuesto será de 21 mil 999 millones de pesos para estos dos rubros de inversión de obra física y equipamiento para llegar a 58 mil 749 millones de pesos en el sexenio. Además, se ha puesto énfasis en atender en las unidades médicas con más años y menos inversión. Fue así como se han recuperado diez hospitales que no estaban en operación por falta de equipamiento, para lo cual se invirtieron 13 mil millones de pesos.

Otra petición del Ejecutivo, dijo, es atender el infarto al miocardio, una de las principales causas de muerte de los hombres adultos, por lo que con una inversión de 843 millones de pesos para terminar 16 nuevas salas de hemodinamia, nueve ya operan en Michoacán, Nayarit, Querétaro, Coahuila, Estado de México, Aguascalientes, Morelos, Baja California Sur, Quintana Roo y siete más que entrarán en operación en 2024.

Respecto a la atención oncológica, detalló que se pasó de contar con tres Centros de Referencia de Atención Pediátrica para niños con cáncer a uno en cada delegación, lo que significa que hay 32 más y se ha diseñado un modelo del centro de mezcla o fábricas de quimioterapias, 13 nuevas obras y 7 en remodelación.

A su vez, en materia de atención primaria se han puesto en funcionamiento 20 unidades de medicina familiar nuevas, 759 unidades de medicina familiar han sido intervenidas, es decir casi la mitad con que cuenta el IMSS y 511 son atendidas actualmente con una inversión de 770 millones de pesos. Indicó que 211 hospitales del segundo nivel son reacondicionados, así como 803 quirófanos y salas de expulsión.