San Rafael, Ver., 26 de marzo.- La contaminación que se registra frecuentemente en los más de cinco kilómetros del estero de la comunidad Casitas, municipio de Tecolutla, afecta a más de 400 pescadores de esta zona, los cuales critican la apatía y el nulo trabajo de los distintos gobiernos en materia de ecología y medio ambiente, pues -hasta ahora- a la empresa que se le ha responsabilizado y comprobado ser la responsable de las mortandades de peces, no se le ha sancionado.

Ivette Bordes Serrano, representante de la Sociedad Cooperativa de Costa Esmeralda, dijo que la procesadora de jugos Citrofrut, ubicada en los límites de San Rafael y Martínez de la Torre, sigue haciendo descargas de aguas residuales a los afluentes de esta zona y eso está provocando un grave daño ambiental, a tal grado que actualmente son por lo menos diez especies acuáticas las que corren riesgo de extinguirse, por lo menos en el estero, pues la contaminación constante impide que se reproduzcan.