Córdoba, Ver. 21 de enero.- Los operativos en contra de las bandas dedicadas a la venta ilegal de combustible lograron colocar a Veracruz en segundo lugar a nivel nacional en decomiso de hidrocarburo.

En contraste, la ordeña en los ductos operados por Petróleos Mexicanos (Pemex) va en aumento.

Datos del 2017 obtenidos vía el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y entregados por Pemex, revelan que aunque ha sido drástico el golpe dado a los huachicoleros, los chupa ductos siguen operando impunemente.

Las tomas clandestinas a la red de distribución de gasolinas pasaron de 668 en 2016 a 923 en 2017, lo que significa un aumento del 38.17 por ciento.

Cifras de Pemex establecen que la entidad veracruzana se ubicó en el quinto lugar a nivel nacional con más tomas clandestinas halladas, apenas por debajo de Hidalgo quien está en cuarto lugar con 943; el primero y segundo lo ocuparon Guanajuato y Puebla con mil 687 y mil 338, respectivamente.

La petrolera reveló que el año pasado, en 25 estados del país fueron detectadas en total 9 mil 403 tomas clandestinas, en contraste con las 6 mil 873 halladas en 2016, lo que significó un aumento del 67 por ciento.

No obstante, el trabajo del Ejército mexicano, Policía Militar y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) han permitido colocar a Veracruz en segundo lugar a nivel nacional en decomisos de combustible robado.

Las fuerzas castrenses lograron, el año pasado, decomisar a las bandas de huachicoleros que operan en la entidad, un 99 por ciento más de producto que en 2016.

En total, en 2017 fueron recuperados 2 millones 495 mil 163 litros de hidrocarburo de dudosa procedencia, mientras que, en 2016, la cifra fue de un millón 252 mil 588.88 litros.

El primer lugar lo ocupó el estado de Puebla con 2 millones 762 mil 704.50 litros; en tercero Tamaulipas con 2 millones 270 mil 515.70 litros.

Agencia