Poza Rica, Ver., 28 de septiembre.-

Más de 80 estudiantes de la escuela primaria “Maximino Pérez Jiménez”, en la colonia Progreso, toman sus clases en el patio del plantel que tras el sismo del 19 de septiembre presenta grietas en aulas, por lo que actualmente bajo las condiciones climatológicas irregulares que prevalecen en la zona continúan con sus estudios.

El patio del plantel, que también tiene fracturas, fue acondicionado para que cuatro grupos de la institución continúen con sus clases, las cuales fueron retomadas apenas el pasado martes, luego de que entre los padres de familia y personal hubo un acuerdo para no ocupar el edificio que temen pueda colapsar.

De acuerdo con la directora de la escuela, Yadira Noemí Santiago Alejo están en espera de que autoridades municipales apoyen con lonas que de manera temporal se instalen para proteger a los menores en el patio, sobre todo en los días de intenso sol o de lluvias.

Sillas y ventiladores fueron sacados de las aulas y colocadas bajo algunas carpas que los padres de familia prestaron a la institución que cuenta con alrededor de 200 estudiantes de uno de los sectores más populares de la ciudad, pues el plantel está cercano a la colonia Manuel Ávila Camacho.

Entre los padres de familia temen que esta situación afecte en el rendimiento escolares de los niños y niñas que cursan su educación primaria, toda ves que al no estar dentro de un aula existen distractores y se deben adaptar a la intemperie en la que toman sus clases.

También temen que además se desencadenen enfermedades entre los estudiantes por no estar bajo el resguardo de un aula, por lo que esperan la pronta intervención de autoridades educativas y se pueda realizar la rehabilitación de las aulas dañadas.