Xalapa, Ver., 28 de febrero.- En el municipio de Altotonga, localizado a 90 minutos de la capital, los campesinos dedicados a la siembra de café y caña, así como los dedicados a la crianza de vacas y borregos, su vida es amenazada por la serpiente conocida como “Cocoluda”, porque una mordedura es “mortal”.

La regidora del ayuntamiento de Altotonga, Santa Guadalupe Hernández Santillán refirió que estas serpientes tienen una longitud de dos metros, e impide a los campesinos acudir con confianza al campo, por temor a que les muerda una “Cocoluda”.

Refirió: “cuándo les pica este animal, los campesinos se llevan entre dos horas y tres caminando, para llegar a la cabecera municipal a que los atienda un médico, y se ven amenazados hombres y mujeres que en esas comunidades no existen clínicas de salud”.