Xalapa, Ver., 21 de febrero.- El presidente del Colegio de Corredores Públicos del Estado, Carlos Fernando Chablé Cubría, aseguró que la creación de empresas “fantasma” en el estado no puede fincársele a los fedatarios o corredores públicos porque son entidades que actúan “de buena fe”.

Entrevistado en la reunión que sostuvo con empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), justificó que tanto los notarios como los corredores sólo deben verificar que sea la persona que solicita el trámite la que presenta la documentación, pues de los temas fiscales se encargan las autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“La fe pública es una institución de buena fe; si alguien llega a realizar trámite y dice que tienen su centro de trabajo en Xalapa, no tengo porqué no creerle”.

Lo anterior, luego de que en la pasada administración de Javier Duarte de Ochoa se crearan presuntamente empresas con domicilios fiscales falsos y usando información de personas que no asistieron a realizar estos trámites.

“Consiste en verificar que quien llega a firmar sea quien dice ser y que firme en su presencia, lo que pasó en el tema de las empresas fantasma es que se le dio una responsabilidad a los fedatarios que no la tenían”.

Explicó que cuando una persona va a registrar una sociedad sólo le manifiesta al fedatario el domicilio social y no fiscal; es decir, el domicilio en donde se asienta la sociedad, contrario a lo que ocurre con los domicilios fiscales, en los que se establece un domicilio en específico.

Sobre la reunión con empresarios, dijo que parte de los servicios más contratados por parte de los hombres de negocios consisten en la constitución y modificación de sociedades mercantiles, realización de avalúos y certificación de documentos.

“Los costos van variando en función de que por disposición de la Ley se Correduría Pública cada corredor pactada libremente sus honorarios con sus clientes”.

Y añadió que el corredor público es agente externo del comercio porque ayuda a los empresarios en la realización de sus actividades.