Xalapa, Ver., 15 de enero.- El fiscal general Jorge Winckler Ortiz reconoció que el organismo a su cargo estaba al tanto de que la banda de Los Tiliches operaba en la zona de Xalapa y Coatepec, pero que no los habían detenido por “falta de elementos”.

En conferencia de prensa, justificó que a pesar del conocimiento de esta banda dedicada a la extorsión, secuestro y “cobro de piso”, no se había actuado contra ellos porque el nuevo sistema penal requiere de tener más pruebas de su participación en estos delitos.

“No teníamos datos para judicializar, ya se les seguía la información (…) está perfectamente identificada la célula por organigrama y no se había judicializado porque nos faltaban algunos datos que conforme al nuevo sistema de justicia penal, tienen que ser idóneos y pertinentes para poder conseguir una orden de aprehensión”.

Además, no descartó que aún haya más integrantes de la célula delictiva y que los nueve cuerpos desmembrados y abandonados en una minivan en el fraccionamiento El Tejar, ya fueron identificados y entregados a sus familiares.

En su mensaje, el fiscal aseguró que la respuesta de las fuerzas del orden en Veracruz será contundente y se actuará con el mismo nivel de energía y armamento con lo que “los delincuentes pretendan privar de la tranquilidad a la ciudadanía; somos y seremos implacables en contra de este flagelo”.

Sobre el rescate de una comerciante secuestrada en el fraccionamiento Costa de Oro, en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, el fiscal dijo que este domingo se realizó un operativo para su liberación, la detención de sus captores y la recuperación de joyas y un vehículo.

Detalló que detuvieron en flagrancia a cuatro personas, tres hombres y una mujer, y que se logró recuperar el monto que había sido pagado como rescate de la comerciante.

Se trata de Estefanía “N”, Julio César “N”, José Manuel “N” y Víctor Luis “N”, a quienes la Fiscalía investiga por su probable participación en al menos tres secuestros más.

“Se aseguró la cantidad íntegra de dinero que se pretendía dar como pago de rescate, así como un vehículo automotor propiedad de los automotores, que había utilizado para cobrar el monto; y se aseguró la casa de seguridad en donde se había mantenido a la víctima en cautiverio; en las próximas horas, los asegurados serán puestos a disposición de un juez competente para que inicie su proceso penal por el delito de secuestro”.

El fiscal detalló que además hay otras dos personas involucradas en estos secuestros y a las que les será girada orden de aprehensión en las próximas horas.

Pese a lo hechos de violencia en el estado, el fiscal aseguró que el delito de secuestro “ha bajado notoriamente” en el estado de Veracruz, y presumió que en la segunda semana de enero la Unidad de Combate al Secuestro abatió a cinco secuestradores en el municipio de Río Blanco (4 hombres y una menor de edad), en donde fue liberada una persona que mantenían en cautiverio.

Además, narró que el 13 enero detuvieron a tres secuestradores en Papantla; se trata de Jesús “El mamito”, a quien identifican como un alto generador de violencia; además de José Adrián “N” y Luis Ángel “El chino”.

Todos están acusados por el delito de narcomenudeo, ultrajes a la autoridad y detención de vehículos robados, pero que hay diversas carpetas de investigación en los que hay indicios sobre su participación en secuestro en la zona.

Detalló que también en Papantla detuvieron a Giovanni “N”, otro secuestrador involucrado en la privación de la libertad de un comerciante en abril de 2017.

Winckler Ortiz precisó que con esta detención se desarticuló esta banda que operaba en la zona, ya que previamente se había detenido a otros involucrados en el secuestro.

Agregó que este domingo fue liberado un comerciante en Las Choapas, y se detuvo a uno se sus captores; además, en Minatitlán se detuvo a dos presuntos secuestradores y fue liberada una persona.

El fiscal aseguró que el único objetivo es y será brinda seguridad a los veracruzanos y llevar a la justicia a quienes cometan actos delincuenciales.

“Queremos recalcar que el delito de secuestro va a la baja notoriamente y los casos de éxito y eficiencia del Grupo de Coordinación Veracruz en apoyo a la unidad antisecuestro de la Fiscalía ponen en alto el trabajo que se realiza de manera eficaz y con suma eficiencia; nos sentimos muy orgullosos de los resultados”.