Xalapa, Ver., 25 de febrero.- Durante la administración de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa se desviaron 85 de cada 100 pesos de los créditos que hoy representan deuda pública estatal.

Según la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) no manejó correctamente los fondos entregados a través de créditos de la banca privada y la de desarrollo que se tenían que invertir en acciones productivas o infraestructura estatal.

A pesar de que reconocen que no pueden hacer recomendaciones para resarcir el daño a las arcas estatales, se pide a la Contraloría General y al propio Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), iniciar acciones legales para recuperar los fondos desviados.

Según los datos que se publicaron en el portal de la ASF hasta diciembre del 2016 tanto Fidel Herrera como Javier Duarte contrataron un total de 52 mil 682 millones de pesos por concepto de créditos, algunos de los cuales se ingresaron a las cuentas bancarias pero no se sabe en qué se invirtieron.