Xalapa, Ver., 5 de septiembre.-

El fraude de órdenes de pago y concesiones para taxi cometido por funcionarios de la ex administración estatal de Javier Duarte de Ochoa, es “magnitudes inimaginables, no se puede cuantificar”, porque a diario llegan ciudadanos a la Dirección de Transporte para denunciar que dieron dinero a cambio de unas placas sin que recibieran el beneficio, señaló el director de Transporte Público, Rafael Eugenio Escobar Torres.

En las siguientes 48 horas se conformará una mesa interinstitucional para poner orden al transporte público, con la participación de la Fiscalía General del Estado (FGE), la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), la Contraloría General del Estado y la Dirección de Transporte Publico, para analizar cada uno de los expedientes de las concesiones y órdenes de pago otorgadas por la administración estatal anterior.

“Para hacer lo más transparente y justos posibles de ver que expediente transita hacia un refrendo o la obtención de una concesión debidamente acreditada que haya sido obtenida mediante el proceso legal y reglamento” dijo el director.

Explicó que hay bloques de órdenes de pago de ciudadanos defraudados por “gestores oficiosos en contubernio con las propias autoridades”, con órdenes de pago, cuyo dinero no se depositó en la Sefiplan sino que fueron a parar a “cuentas empresariales concentradoras, el fraude es de magnitudes inimaginables, no se puede cuantificar, diario llegan a poner acusaciones y se les envía a la Fiscalía a poner las denuncias”.

Fotos: Iván Murrieta vela