Xalapa, Ver., 2 de septiembre.- El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien inició una huelga de hambre al interior del Reclusorio Norte, sufrió una baja de presión y sintió mareos y nauseas, confirmaron fuentes.

La presión arterial de Duarte de 80/50 lo forzó a ir al servicio médico del reclusorio y tendrá que permanecer en cama por indicaciones médicas hasta que se logre estabilizar su presión, por tanto, ha levantado su huelga de hambre, informó esto último el periodista Ciro Goméz Leyva.

El exgobernador no aceptó que se le administrara suero pese a ser diagnosticado con hipotensión y deshidratación.

Duarte mantenía una huelga de hambre, desde el pasado 17 de agosto, en solidaridad, ha señalado, por el trato que se les ha dado a sus ex colaboradores en Veracruz