Xalapa, Ver., 4 de enero.- El dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), José de Jesús Mancha Alarcón, rechazó que en Veracruz se vaya a realizar una “elección de estado” como afirman partidos de oposición.

Tras rechazar que la violencia que se ha vivido los últimos meses en la entidad tenga un impacto negativo en la contienda, negó que en la próxima elección exista intervención del gobierno, “no es una elección de Estado”.

En rueda de prensa expresó que es una ofensa al electorado y un exceso decir que la coalición “Juntos haremos historia” cuenta con más de un millón de votos con lo que tiene en la bolsa la gubernatura.

En entrevista previa al registro de la coalición “Por Veracruz al Frente”, aseguró que no le preocupa la alianza Morena, Encuentro Social y Partido del Trabajo, pues ninguno de los tres partidos tiene estructura partidista.

“Somos una coalición potente” dijo y señaló que lo que le preocupa al PAN y sus aliados es presentar propuestas al electorado y no la unión entre la izquierda veracruzano y Encuentro Social.

En el caso del PRI y de su potencial candidato José Francisco Yunes Zorrilla, afirmó que representan la corrupción, el desorden financiero y los nexos con el narcotráfico, por lo que auguró que los veracruzanos no van a volver al pasado.

Se dijo dispuesto a participar en la firma de un pacto de civilidad en caso de que sean convocados por el órgano local, además de que descartó que Acción Nacional busque imponer una monarquía, al postular a Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del actual gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.