Xalapa, Ver., 21 de febrero.- La tercera entrega de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) al gasto federalizado 2016 durante el mandato del ex gobernador Javier Duarte reveló nuevos desvíos por 4 mil 700 millones de pesos de ocho fondos destinados a la construcción de infraestructura en municipios, escuelas y seguridad pública.

El daño al erario público en 2016 se suma a los 14 mil millones que fueron identificados en la primera y segunda entrega individual de la ASF en junio y octubre del año pasado, respectivamente.

En total durante la cuenta 2016, hay un presunto daño patrimonial por más de 18 mil millones de pesos en casi la totalidad de los fondos federales destinados a Veracruz.

El informe presentado este 20 de febrero señala también más de 50 sanciones y observaciones administrativas que tendrán que solventar y ejecutar el actual gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

Cabe recordar que del 2011 al 2016, la ASF ha interpuesto 64 denuncias por el desvío de más de 30 mil millones de pesos de fondos federales además de denuncias por la simulación del reintegro a la tesorería federal.

Según un informe de la auditoría hay pendientes de solventar recursos por 53 mil millones de pesos de fondos federales destinados a infraestructura, educación, salud, seguridad y desarrollo regional de las cuentas públicas del 2011 al 2016.

La auditoría Superior de la Federación ha revelado que los desvío durante el gobierno de Duarte son históricos, nadie había registrado montos tan altos desde el 2000, cuando se creó la dependencia.