Xalapa, Ver., 10 de abril.- Para revocar un título de concesión de un servicio público se debe iniciar un juicio mercantil o en el ámbito administrativo, para que una autoridad judicial otorgue el fallo que anule el convenio firmado.

Fuentes consultadas al interior del Congreso local, hicieron mención que todos los convenios y títulos de concesión cuentan con cláusulas de penalización por el incumplimiento del acuerdo pactado entre dos personas físicas o morales.

Si una de las dos viola el acuerdo, se debe promover un juicio de lesividad ante la autoridad administrativa para poder revocar la concesión o un juicio mercantil por el incumplimiento del servicio y evitar con ello una penalización económica, que puede derivar en daño patrimonial a las arcas municipales.

La decisión unilateral del alcalde Hipólito Rodríguez Herrero y la síndica Ivonne Cisneros de revocar la concesión del relleno sanitario El Tronconal a la Empresa Proactiva, podría terminar en denuncias penales por acción y omisión, pues la empresa podría exigir una indemnización por la cancelación de la ampliación de la concesión por 15 años más.

El Ayuntamiento estaba obligado a comprobar ante un juez, a través del dictamen técnico en el que fundamento la recisión, que la empresa no tenía la capacitada para operar el relleno sanitario, que había fugas de lixiviados o que la orografía no era la propicia para el manejo de los desechos sólidos.

Sin embargo, se destacó que esa postura es dudosa en especial porque llevaba más de 12 años operando y ha ganado reconocimientos a nivel internacional por el manejo de los desechos, “a nivel estatal es el segundo con condiciones técnicas que cumplía (con la norma oficila) y fue acreedor a un subsidio internacional”.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), otorgó un subsidio por 7 millones de dólares para la construcción de un biodigestor que permitirá a través de la basura, poder generar energía eléctrica para el municipio.