Coatepec, Ver., 3 de febrero.- Los productores veracruzanos están en la quiebra, porque mientras producir café cereza se vende en ocho pesos, el producirlo cuesta doce, por lo que no solo no es negocio sino que no es rentable, manifestó el comercializador, barista y catador del aromático, Alejandro Muguira Medina.

Con 17 años en el negocio, expresó que debe haber un cambio en la relación economía-productor, pues el mercado se encuentra en una situación deplorable para los productores, “no hay nada que celebrar, nadie puede decir que está ganando bien”.

Presente en el Cafest Coatepec 2018, indicó que tanto los gobiernos como las instituciones educativas se equivocan al señalar que aumentar la producción mejorará la vida de los productores, ya que en nada cambiará el producir cuatro u ocho kilos, porque seguirá costando lo mismo.

“Así Veracruz produzca millones de sacos, no habrá cambio, aquí la clave es la calidad, más que la cantidad, demostrar que seguimos dando lucha en la calidad, porque todos los demás países nos llevan mucha ventaja en investigación en calidad, y lo que el cliente busca es calidad”.

En entrevista con AVC, lamentó que en sus años en el negocio, gobiernos van y vienen, participa en las juntas del sistema producto café, siempre tratando de mejorar, y sin embargo no hay cambio significativo ni tajante, a pesar de los millones de pesos que el estado destina al sector.

Por el contrario, mencionó que las cosas siguen haciéndose mal, pues tan solo por mencionar un ejemplo, las plantas que se compraron para la resiembra de café, tras el paso de la roya, no se sabe de donde provienen ni si son de calidad.

“Puedo decir que la mitad de todos los millones de plantas se tiraron a la basura y la otra mitad definitivamente no da, han sido fracasos”, aseveró.

Alertó que por cada año que pasa sin que el gobierno y los congresos hagan nada, se traduce en cinco años de atraso para este sector que forma parte de un mundo globalizado que corre aceleradamente.

“Se está platicando en la cámara de diputados, se quieren hacer buenos proyectos, pero depende de quienes estén ahí, que sean personas honorables, que no busquen fines de lucro, que en realidad quieran ayudar”.

Muguira Medina añadió que otro ejemplo de la mala situación que prevalece es que la semana pasada se realizó un simposio en Córdoba, con pobre asistencia de productores y comercializadores.

“El tema era ayudar a mejorar la situación, cosa que no se ha logrado hace años porque el tema es muy complejo, es un negocio complejo y es raro que una persona sepa toda la cadena, se requiere de muchas personas involucradas para que vaya mejorando la cosa”.

Por último reiteró que lo que los clientes buscan es un producto de calidad: “¿Como cliente cual vas a preferir?, pues un café de calidad, urge que el gobierno y representantes se pongan a trabajar y generen planes porque si no los expertos dicen que se va a extinguir el café (…)”.