Córdoba, Ver., 16 de marzo.- Desde hace dos semanas, unos 10 mil habitantes del municipio de Amatlán de los Reyes no reciben agua en sus hogares y la situación ha comenzado a irritar a las familias.

El líquido que habían almacenado en tinacos y tambos se terminó, mientras que las pipas particulares pretenden cobrar hasta 500 pesos por abastecer de agua a los afectados. Vecinos de diversas colonias y comunidades acusaron al Ayuntamiento de no esté actuando en consecuencia y distribuya agua a través de pipas de manera gratuita.

“Lo único que nos dicen en el Palacio es que se quemó la bomba y no hay para cuando se repare. Llevamos dos semanas sin nada de agua, algunos vecinos nos han apoyado y nos prestan sus pozos, pero otros debemos de comprarla”, afirmaron vecinos de la Paraje Nuevo.

En Río Seco, Miguel Martínez lamentó que por la falta del líquido “es imposible hacer las actividades cotidianas, pues ya no tenemos agua ni para bañarnos. El problema se agudizó y no vemos que el Ayuntamiento quiera resolverlo”.