Acultzingo, Ver., 15 de marzo.- Un muerto y diez lesionados, entre ellos seis policías, fue el saldo que dejó un enfrentamiento armado entre elementos de la Fuerza Civil y habitantes del poblado  Rancho Viejo, municipio de Nogales, quienes se opusieron al decomiso de mercancía robada del tren de carga.

Aunque en un primer momento se hablaba de tres personas fallecidas, las autoridades de la Fiscalía confirmaron el deceso de una persona a consecuencia de diversos disparos por arma de fuego, producto del fuego cruzado.

Los hechos ocurrieron cuando los elementos de la Fuerza Civil realizaban un operativo para decomisar mercancía robada dentro de una vivienda, pero al llegar los pobladores se opusieron a que se llevaran la mercancía y los enfrentaron.

Al verse superados en número, los oficiales fueron retenidos, desarmados y obligados a caminar hasta Tecamalucan; al paso de los oficiales, los ciudadanos que iban armados, acusaban a los policías de haber intentado robar.

Hasta el lugar arribaron más efectivos policiacos para rescatar a sus compañeros, pero varios sujetos los recibieron a balazos, por lo que repelieron la agresión.

Durante el intercambio de balas, uno de los presuntos delincuentes fue abatido, uno más quedó tirado a un costado de la carretera, por lo que se inició la persecución y los maleantes atentaron contra una patrulla de Fuerza Civil y el conductor perdió el control de la unidad y fue impactarse contra una camioneta cargada de verduras, esta volcó y resultaron lesionados cinco personas; el conductor de la patrulla resultó lesionado.
Hasta el sitio llegaron más elementos de la Policía Federal, Seguridad Pública, Fuerza Civil y dos patrullas de la Secretaría de Marina-Armada de México, pues se rumoró que más habitantes de Acultzingo bajarían a enfrentar a los uniformados.