México, 6 de septiembre.- Jacqueline Bracamontes confesó que tras los rumores sobre un supuesto embarazo se dio cuenta que esta ‘pasadita de peso’, motivo que la forzó a ponerse a dieta.

“Gracias por haberme dicho gorda”, respondió la conductora a los reporteros que la cuestionaron sobre la posibilidad de un nuevo embarazo.

“Si lo tengo que decir, que gracias a que empezaron a decir eso le tuve que bajar a las tortas ahogadas, porque dije sí soy mamá de tres y no tengo el abdomen de acero que quisiera tener, pero no, no estoy embarazada”, explicó Bracamontes.

Agencia