Estados Unidos. 12 de enero del 2021.-Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos informaron a través de un comunicado difundido en su sitio web que, a partir del martes 26 de enero de 2021, será obligatoria la presentación de una prueba COVID-19 negativa para ingresar al país vía los aeropuertos, en medio de la crisis sanitaria por coronavirus.

En este sentido, los CDC de Estados Unidos explicaron que el requisito de prueba COVID-19 negativa se aplicará sin distinciones a todos los que lleguen al país del extranjero, ya que “las pruebas antes y después del viaje son una etapa crítica para frenar la introducción y propagación del COVID-19”. Adelantó que esta orden es más que “consistente” con la etapa actual de la pandemia.

Variantes del COVID-19 continúan apareciendo en países de todo el mundo.
La presentación de la prueba COVID-19 negativa sólo “busca proteger” a Estados Unidos.

“El requisito de prueba COVID-19 negativa para los pasajeros aéreos ayudará a frenar la propagación del virus mientras vacunamos al público estadounidense. Se deberán volver a hacer una prueba de 3 a 5 días después de la llegada y permanecer en casa durante 7 días después del viaje”.

El proceso identificará a viajeros infectados al descender de los aviones.
Deberás someterte a una prueba tres días antes de la salida del vuelo a Estados Unidos.

Los pasajeros, además de presentar la prueba COVID-19 negativa en Estados Unidos, presentarán documentos escritos o digitales que avalen el resultado de laboratorio a la aerolínea, o proporcionar evidencias de haberse recuperado del COVID-19: “Las aerolíneas confirmarán la prueba COVID-19 negativa para todos los pasajeros o la documentación de recuperación antes de abordar”.

Robert R. Redfield, director de los CDC de Estados Unidos, comentó:

“Si un pasajero no proporciona documentación de una prueba COVID-19 negativa o de recuperación, o elige no realizar una prueba, la aerolínea debe denegar el embarque al pasajero. Las pruebas no eliminan riesgos, pero cuando se combinan con permanencia en casa y precauciones como uso de cubrebocas y distanciamiento social, el viaje es más seguro, saludable y responsable”.

Las aerolíneas de Estados Unidos no darán servicio a personas que no presenten una prueba COVID-19