Moscú. 05 de mayo del 2019.-Un avión de pasajeros Sukhoi Superjet 100 que este domingo cubría la ruta entre Moscú y Murmansk —vuelo de Aeroflot SU-1492— registró un incendio en los dos motores en pleno vuelo y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto Internacional Sheremétievo de la capital rusa sobre las 18:40 (hora local), unos 28 minutos después de despegar.

Según informaron fuentes de los servicios médicos a la agencia oficial TASS, en el incidente murieron 13 personas, seis resultaron heridas y hay varios pasajeros desaparecidos.

Las seis personas heridas sufrieron quemaduras durante la evacuación del avión, dijo a Interfax un portavoz de los servicios de emergencia.

El avión comercial, con 73 personas a bordo, había despegado minutos antes de Sheremétievo con destino a Murmansk, ciudad en el noroeste de Rusia.

“El avión informó de un problema a bordo y se dispuso a efectuar un aterrizaje de emergencia. No lo consiguió en el primer intento y en el segundo el tren de aterrizaje impactó contra la pista, al igual el morro de aparato, y se produjo el incendio”, detalló la fuente a Interfax.

De momento se desconoce el problema que obligó a los pilotos del Superjet-100, un avión de fabricación rusa, a regresar a Sheremétievo.