Las balas de la delincuencia alcanzan a otro menor de edad.